jueves, 19 de junio de 2008

El Bajo Sin Trastes o Fretless


En esta ocasión, y ofreciendo a nuestros lectores todas las disculpas correspondientes por la larga ausencia, nos referiremos a una rama del bajo eléctrico que es muy poco conocida, en comparación con su contraparte: el bajo sin trastes o, como se lo denomina ya universalmente, el fretless.

Primero que nada, para los hispano parlantes exclusivos, la palabra fretless significa exactamente eso: sin trastes (fret = traste, less = carencia o falta de algo, como en topless, “sin lo de arriba”, por ejemplo).

Un bajo fretless es un bajo que, al igual que su abuelo el contrabajo, no tiene trastes, vale decir, no tiene separaciones metálicas de entonación entre semitonos, lo que técnicamente significa que no tiene barras que establezcan el punto final bajo de la vibración de la cuerda o “nodo” y permite que el “largo” de la cuerda vibrando sea exactamente medido desde el puente hasta el dedo que presiona la cuerda. Esto último permite que el instrumento, al igual que los instrumentos de cuerda clásicos como el violín o el ya mencionado contrabajo, no esté limitado a ningún sistema particular de afinación. El fretless permite, así, la utilización de los llamados microtonos y de escalas que se salen de la limitación de los 12 tonos del bajo tradicional. Por lo tanto, el bajo fretless es el que brinda mayor libertad en cuanto a escalas y tonos. Si en un bajo tradicional no tenemos más alternativa que pasar de un G a un G# o un Gb, en un bajo sin trastes podemos encontrar todo el espectro tonal que existe entre esos semitonos. Las posibilidades expresivas son ilimitadas, lo que lo hace un bajo predilecto de bajistas jazzeros (como el mismo Jaco Pastorius, que de alguna manera dio el pié inicial para la fabricación de bajos sin trastes) y de bajistas relacionados con el rythm and blues y el funk, entre otros estilos, aunque también hay usuarios notables en el mundo del rock y metal progresivo, nuevamente, gracias a que la libertad absoluta del instrumento permite su utilización en entornos más experimentales.

Tiene, por cierto, algunas desventajas inherentes a su construcción. Primero, ya que no hay metal actuando como nodo, el sustain de las notas es menor que en un bajo trastado de las mismas características, y el volumen que producen es también menor. Claro, es un tema totalmente resuelto en los bajos modernos sin trastes, ya que la tecnología de cápsulas y electrónica activa ha venido a suplir cierta carencia acústica en términos de potencia del sonido. Otra “desventaja” es que no cualquier madera es adecuada para un diapasón sin trastes, siendo necesarias maderas un poco más duras, típicamente ébano, para evitar o retrasar el daño que las cuerdas producen en el diapasón. Actualmente, las cuerdas flatwound (ver artículo sobre las partes del bajo en este mismo blog) se utilizan para este efecto de proteger el diapasón, además de favorecer un tono más “sordo” y un mejor deslizamiento de la mano.

Finalmente, diremos que la experiencia y el entrenamiento tanto en la mano izquierda (típicamente la que presiona las cuerdas en el diapasón; para los zurdos, la derecha) como en el oído es fundamental para disfrutar y utilizar bien un bajo sin trastes. El autor de esta entrada tuvo un bajo de estas características cuando su vida musical era aún muy joven y, frustrado desde su escasa perspectiva y entrenamiento, sintió que las ventajas de libertad tonal del bajo sin trastes eran lo contrario, impedimentos para su desempeño. Tontamente, no conservó tal instrumento. Ahora, pasados los años, llora amargamente por las noches, soñando con las exquisitas posibilidades del bajo sin trastes, que finalmente son posibilidades a la hora de crear. El fretless no es, ciertamente, un bajo para toda ocasión ni para todos los bajistas tampoco. Pero cuando se alcanza cierta pericia y se desarrolla el gusto, es un color muy necesario en la paleta. Es descubrir que el azul más el amarillo pueden dar infinitos tonos de verde, en definitiva.

2 comentarios:

OPI-NO dijo...

Hola. Me he comprado un fender jazz bass mexico fretless en AGL madrid majadohonda. Es la primera vez que toco este tipo de instrumentos. Me gusta, pero no todas las notas suenan igual. En concreto el intervalo que va desde RE a Do en la cuerda G carece de sustain, no cimbrea contra el diapasón pero desde luego estas notas no duran lo mismo que las del resto en este bajo. El dueño de la tienda me ha dicho que eso ocurre en este tipo de bajos y que es normal, que no tiene arreglo, pero a mi me resulta algo desagradable. Por lo visto se debe a que no todas las cuerdas vibran igual...
En fin, que estoy mosca y no se si reclamarlo en garantía.
Agradecería tu opinión al respecto.
Un saludo y gracias.

Tútim Deft dijo...

Hola, ke tal nuevamente (:
El Bajo Absolut-Fretless (sin sikiera los puntitos de gía y sin las marcas de los trastes) es para mí, un Bajo para Expertos. Créeme, yo también tuve un tiempo mi Bajo sin trastes y la verdad ke me gustaba ese timbre característico del Fretless, pero el problema, tal como lo describiste, hacía 'cualkier nota', pero inevitable poder 'abarcar' un Rango de notas más grandes ya ke la 'Paila' está AMOLDADA a jugar con ese 12 desgraciado de notas por Octava, por lo ke trataba de crear algo más exótico, pero el problema es ke hacía cualkier nota y no poder saber si estaba haciendolo bien (el despegarme del Molde básico de tonalidad del Sistema Cromático Temperado de 12 pasos por Octavas), así ke opté por algo súmamente Radical, Re-entrastar mi Bajo, pero re-acomodando los Trastes para obtener un Sistema Cromático Temperado de más pasos por Octava, distingiendo notoriamente esos 'pasos' ya más reducido de distancia y opté por 23 pasos por Octava: Ke vendría siendo algo muy cercano a los Quartertonos (Ke son 24 por Octava); pasé un buen tiempo ESTUDIANDO Sistemas Alternativos de entonación y me llamó mucho la atención la poca recopilación acerca de Erich von Hornbostel, un Etnomusicólogo Austriaco ke exploró en su tiempo las músicas no ortodoxas (occidentales) del Tíbet, Gámelan, Javanesa, Indonesa, Hindi, de algunas tribus africanas y americanas (específicamente Sudamericanas) y ke intentó promulgar, a modo de reconocimiento y respeto por músicas ancestrales, un Sistema musical de 23 sonidos por Octava, ke bajo un meticuloso estudio de los intervalos irregulares de akellas músicas, podrían representarse con mucho accurate a través de un Ciclo de 23 'Kintas Sopladas' de las 'Flautas de Pan' hallada en una etnia del Amazonas. ¿Por ké? Por el hecho de ke al ajustar la 'Kinta Perfecta' a 678 Cents (una unidad de medida para Intervalos Musicales ke compende de la división de la Octava en 1200 partes) y hacer un ciclo consecutivo de este, al llegar a su punto de partida esta se desviaba de la 13° Octava unos 6 Cents y comparó ke con la Kinta Perfecta Pitagórica, al llegar a la 7° Octava esta se desviaba de su punto de partida unos 24 Cents aprox. lo cual entendió a partir de ese momento (y la jente de akella época lo rechazó y despreció vulgarmente) de ke la música no tiene por ké estar sujeta únicamente a los designios del hombre occidental y ke la Kinta Pura NO es esencial en varias culturas para transmitir sus afecciones y estados anímicos etéreos y metafísicos.
Me interesó mucho esta faceta del man ke kise recrear ese Sistema Cromático de 23 notas por Octava. He akí una foto de mi actual Bajo:
http://4.bp.blogspot.com/_7rDA1Q80rL8/TSP5zCdm2uI/AAAAAAAAAH4/CgbMDN33zfY/s1600/Icositriphonic%2BBass.JPG
y la verdad es ke pa mí es La Raja, es más, ni sikiera es válida la escala diatónica de 7 notas: LLcLLLc.
En el STC23-n se trabaja con una base 'Superdiatónica': LLLcLLLLc, teniendo 9 notas y puedes hacer uso del '#' y el 'b' a modo de ke keden como TERCIOS de TONO (ese TONO es algo más pekeño ke el usual de 200 Cents; el 'Tono' en 23-EDO mide 156,52 Cents). Para terminar (ya ke es muy largo el tema) el STC23-n (23-EDO) tiene 9 Notas y 14 alteraciones: 7 Sostenidos y 7 Bemoles. La única nota ke coincide con el STC12-n (12-EDO) es el 'La' de 440Hz con la nota '7#' del Sistema ARMODUE (notación numérica)ke lo sustenta muy bien el STC23-n (23-EDO).
Saludos !!!'!!!!' (:

PS: http://www.armodue.com/
Pájina de un Sistema Musical de 16 por Octava; por así decirlo, es la versión Semitonal del la escala Cromática Superdiatónica de 9 notas.
http://a1.l3-images.myspacecdn.com/images02/112/fe322935c6be4bd6a19efccaf5aaf1d2/l.jpg
Foto referencial de Gitarra con el STC16-n (16-EDO) del Sistema Armodue.
Fin (: